¿Cómo lo cuidamos?

  • Laboreo mínimo, evitando así la compactación de la tierra.
  • Cubiertas vegetales para proteger el suelo de las escorrentías, evitar la erosión por el viento y mejorar la oxigenación de la finca.
  • Fertilización con abonos verdes, mezclando leguminosas con cereales.
  • Bandas florales, para crear un hábitat lo más atractivo posible para la fauna auxiliar, tanto polinizadora como depredadora.
  • Nula utilización de abonos químicos, insecticidas, fungicidas ni herbicidas.

Beneficios de estas técnicas agrícolas:

  • Conservación y mejora de la fertilidad del suelo, al fomentar la biodiversidad tanto de la flora como de la fauna.
  • Colaboración en la mejora del medio ambiente al no contaminar y al retirar de la circulación el CO2, que tanto influye en el cambio climático.
  • Como resultado final de dichas técnicas, es un producto sano, natural y sabrosísimo.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies